Los Alrededores

El pueblo de Triacastela está situado en la falda del hermoso y verde monte Oribio, donde nace el río truchero al cual le dará nombre.

Paisaje de Triacastela

Paisaje de Triacastela

Iglesia de Triacastela

Iglesia de Triacastela

El origen de su topónimo tiene dos versiones. Unos consideran que se debe a la existencia de tres castros celtas que estarían ubicados en puntos diferentes del ayuntamiento, mientras que otros se lo atribuyen a tres castillos que están representados en piedra en la torre del campanario de la iglesia románica de Santiago de Triacastela.

Triacastela como ayuntamiento es uno de los más pequeños de la montaña lucense, con gran cantidad de bosques de castaños centenarios, robles y diversa vegetación autóctona así como una variada reserva de fauna silvestre. Sus fuentes de ingresos principales son:

  • Ganado en el monte Oribio

    Ganado en el monte Oribio

    La ganadería, enfocada a la producción de la famosa ternera gallega, explotada en muchos casos en régimen extensivo. Se crían terneros que serán sacrificados con menos de un año de edad cuya alimentación principal es la leche materna, hierba y cereales. No será extraño poder verlos pastar en los verdes campos del lugar acompañando a los animales adultos. Es una carne de gran calidad y sabor inconfundibles.

  • Monumento al peregrino

    Monumento al peregrino

    El Camino de Santiago con variedad de establecimientos donde el peregrino podrá descasar y reponer fuerzas para su próxima etapa.
    Según el Códice Calixtino, Triacastela era la undécima etapa del Camino de Santiago desde la cual los peregrinos recogían una piedra caliza en el pueblo de Vilavella (Triacastela) y la llevaban hasta los hornos de cal de Castañeda (Arzúa) para ser molida y utilizada en la construcción de la Catedral de Santiago de Compostela. Fue un lugar de hospedaje tradicional para estos caminantes. En homenaje a ellos se construyó el “Monumento al peregrino”, situado en la plaza del ayuntamiento.

    Area de descanso en el Camino

    Area de descanso en el Camino

    Hoy en día se conservan lo que antaño fueron la antigua cárcel y el hospital de peregrinos, transformadas en viviendas y de titularidad privada.

  • El turismo en general, donde encontrará pensiones, albergues o casas de turismo rural para poder alojarse. Por el día podrá visitar los rincones del ayuntamiento y alrededores, realizar rutas de senderismo, adentrarse en las cuevas como la famosa Cova de Bao, …
    Cada año se realizan diversas actividades lúdicas con la colaboración del ayuntamiento y asociaciones culturales y deportivas: “Feria anual de artesanía y productos de la zona” (Asociación de Mulleres rurais Tres Castros de Triacastela), “Excursión anual de enduro” (Terremotoclub Triacastela), “Carrera anual Terremototrail” (Club Running Sarria Atletismo), durante algunos años se realizaron cursos y concursos de parapente que despegaban desde la cima del monte Oribio, etc.
A cova de Eirós, excavaciones

A cova de Eirós, excavaciones

Un aspecto muy relevante y que podrá ser determinante en su desarrollo económico y cultural, es el descubrimiento de la Cova de Eirós, un yacimiento arqueológico del Paleolítico Medio con más de treinta y cinco mil años de antigüedad. En la ladera de un monte se abre la boca de esta gruta prehistórica, hace poco descubierta y en proceso de excavación, con importantísimas pinturas rupestres y  restos de Homo Neanderthalensis y Homo Sapiens que constituyen la única secuencia entre ambos que se conoce en el noroeste de la península Ibérica, donde puede estudiarse la transición entre los últimos neandertales y los primeros seres humanos modernos.